Reforma a pensiones busca elevar de 31 a 54% tasa de reemplazo

Este año se cumplen 23 años de la entrada en vigor de la reforma de pensiones que permitió pasar a un sistema de contribución definida tripartita en el que trabajadores, empleadores y Gobierno hacen aportaciones a una cuenta de ahorro individual que utilizará el trabajador para financiar su etapa de retiro.

Desde un inicio, este sistema dejo al descubierto varios puntos “vulnerables”; entre ellos, la baja relación riesgo-rendimiento derivada del esquema de inversiones al que debía apegarse y que prácticamente solo permitía invertir en papel de deuda gubernamental de bajo riesgo, pero, también, de bajo rendimiento.

Paulatinamente esto se ha ido modificando y hoy en día el financiamiento al Gobierno representa alrededor del 53% de las inversiones de las Siefores, 22% la renta variable y 16% la deuda privada. También, pueden realizar inversiones internacionales a través de mandatos y fondos mutuos.

Las comisiones, por otro lado, también iniciaron en niveles que comparaban mal a nivel internacional pues resultaban elevadas lo que, en alguna medida, se reflejaba en la rentabilidad final del ahorro de los trabajadores.

La combinación de un régimen de inversión conservador con altas comisiones y bajos niveles de aportación a la cuenta individual (6.5%) conformaban el coctel perfecto para generar una tasa de reemplazo, porcentaje de ingresos en la jubilación respecto a los ingresos previos como trabajadores en activo, de poco más del 30%. Un ingreso a todas luces insuficiente para propiciar un estilo de vida digno en la vejez.

Cambios en el régimen de inversión

En diciembre de 2019 inicio un proceso de cambio en el régimen de inversión con la transición al esquema de Siefores Generacionales en los que ahora pueden invertir el ahorro de los trabajadores sin importar su nivel de ingreso o edad en opciones de inversiones con una relación riesgo-rentabilidad más atractiva.

Antes, los portafolios de inversión de los trabajadores más jóvenes podían tener un componente de inversiones en instrumentos de mayor riesgo-rentabilidad que de aquellos que se acercaban a la edad de retiro. Ahora, los recursos de cada trabajador son asignados a la Siefore (fondos de inversión en los que las Afores invierten los recursos de los trabajadores para generar rendimientos) asociada a su fecha de nacimiento y son mantenidos en ésta durante toda su vida laboral.

Reforma sube tasa de reemplazo

El 22 de julio el Gobierno presentó una reforma al sistema de pensiones que eleva la tasa de reemplazo y baja las comisiones; y aunque sí contribuirá a mejorar estos grandes temas, también es un hecho que los trabajadores que deseen conservar su nivel ingreso en el retiro deberán seguir buscando otras opciones para incrementar su ahorro, ya sea a través de planes personales de retiro (PPRs), fondos de ahorro, seguros, etcétera.

La nueva iniciativa de Ley de ahorro para el retiro prevé que las comisiones cobradas por las Afore se vayan reduciendo gradualmente hasta llegar a estándares internacionales. Cabe mencionar que en 2020 ya son, en promedio, inferiores al 1 por ciento.

En lo que se refiere a la tasa de reemplazo se busca aumentar de un 31% a un 54% en el caso de los empleados que reciben menos por sus pensiones (hasta cinco salarios mínimos). ¿Cómo se va a lograr? Se propone que la aportación del Gobierno se transforme en una cuota social concentrada en trabajadores de menores ingresos en tanto que la aportación de los empleadores pasará del 5.15% actual a 13.87%, de manera paulatina, en un periodo de ocho años -la aportación del trabajador no se modifica- con lo que subirá de 6.5% a 15% la aportación total que actualmente se conforma de la siguiente manera: 5.15% patrón, 1.125% trabajador, y 0.225% Gobierno

Un tema que introduce la iniciativa es que se reduce el tiempo de cotización necesario para que el trabajador tenga derecho a recibir una pensión mínima garantizada (4,345 pesos) de 25 a 15 años. Este cambio busca apoyar a un número importante de trabajadores que actualmente no alcanzarían a obtenerla. Cabe destacar que no se modifica el requisito de cesantía: se deberá cumplir 60 años para acceder a la pensión por cesantía en edad avanzada, o a los 65 por vejez.

Aunque la tasa de reemplazo mejora sustancialmente, continúa siendo insuficiente para garantizar los ingresos necesarios para que los trabajadores disfruten un retiro digno; esto, para quienes tienen acceso a un empleo formal. El panorama se complica para quienes laboran en el sector informal de la economía o para aquellos que prestan sus servicios a empresas que les otorgan el mínimo de prestaciones (entre ellas Afore) e incluso ninguno.

CEE buscará integrar a los trabajadores del sector informal

El Consejo Coordinador Empresarial (CEE) buscará ampliar los alcances de la reforma al sistema de pensiones para que sean incluidos los trabajadores independientes bajo el esquema de aportaciones obligatorias utilizando figuras como el plan personal de retiro (PPR) y en condiciones similares a las del resto de los trabajadores, a la vez que promoverán también las aportaciones voluntarias y complementarias de retiro en un esquema que facilite la deducibilidad de impuestos, obteniendo el beneficio tributario al momento de hacer la aportación.

Actualmente, las afores administran 4.2 billones de pesos, que equivalen a 17% del PIB y es equiparable a todo el crédito que da el sistema bancario dentro de México, que es casi 22% del Producto Interno Bruto (PIB).

La iniciativa de reforma se envió al Congreso para su aprobación en septiembre y, de pasar, entraría en vigor a partir del 1º de enero de 2021.

Rate this item
(0 votes)

Logo mundo ferretero transparente 165x60 

Un medio a la medida de su mundo

Mundo Ferretero es la revista líder de las industrias ferretera, eléctrica y de la construcción.
Mundo Ferretero es el único medio del sector certificado en su tiraje, cobertura geográfica y perfil del lector.
Click para bajar el pdf con la certificación de interés.

 

Más Leidos